Mediante estos accesorios se pueden calibrar las máquinas de medición para obtener la lectura correcta de las piezas y así dictaminar la calidad del producto fabricado, permitiéndolo clasificar en 1ª, 2ª, etc.