Talleres Cortés instala placas solares en su factoría de l’Alcora para reducir su coste energético

2/12/2021 – 

CASTELLÓ. El compromiso hacia una producción eficiente es una máxima de Talleres Cortés, sobre todo en el contexto de crisis energética. Es por ese motivo que la factoría de l’Alcora ha iniciado la instalación de placas solares para aprovechar la energía limpia.

El objetivo del autoconsumo y el respeto al ecosistema son clave en la hoja de ruta de una empresa dedicada a la maquinaria para la industria cerámica que ha ido adaptándose a los nuevos retos desde sus orígenes. En este caso, el momento actual obliga a buscar respuestas a las dificultades que surgen en el camino y que se traducen en un evidente incremento del precio de la energía y en un planeta que necesita alternativas al consumo desaforado.

Talleres Cortés no escapa a estas pretensiones y en este 2021 ha iniciado los trabajos para la instalación de placas solares en su factoría, un hecho que tendrá una repercusión directa sobre la factura de electricidad de la firma de forma directa y también a futuro. “Reducir los costes es la única alternativa de una empresa para que la subida del precio de las materias y la energía no repercuta en el bolsillo del cliente”, explican desde la compañía.

El suyo es un ejemplo para tantas factorías azulejeras y sus industrias auxiliares que no tiene vuelta atrás y que supone una solución real a un problema más que notorio.

Ser más eficientes es ser más productivos y, por tanto, garantizar el crecimiento y la continuación de una plantilla consolidada y en aumento desde que en 1951 iniciara su andadura. Los retos han ido variando hasta convertirse en líder de la fabricación de moldes y diseño de relieves para sistemas inkjet, sin dejar a un lado el servicio técnico y postventa tan valorado por los clientes.

Hoy esas oportunidades pasan por saber aprovechar mejor el mercado de la energía, en constante tensión, y aspirar al autoconsumo como modelo de producción. “En una tierra que disfruta del sol más de dos tercios del año no podemos perder la ocasión de rentabilizar esa fortaleza. La industria tiene que ser pionera no sólo en profesionalización y maquinaria puntera, sino también en reinventar sus modelos”, afirman. Talleres Cortés lo logra con este cambio decisivo que marcará el futuro de su producción.

Cumplir 70 años es un logro para Talleres Cortés, pero hasta aquí solo se llega si trabajas día a día

Emilio y Juan José Cortés mantienen vivo el legado de una empresa familiar puntera en maquinaria cerámica y que cumple este año su 70.º aniversario.
Emilio y Juan José Cortés mantienen vivo el legado de una empresa familiar puntera en maquinaria cerámica y que cumple este año su 70.º aniversario.

17/11/2021 – 

CASTELLÓ. La empresa Talleres Cortés, fundada en 1951 por Juan Bautista Cortés Prades y especializada en maquinaria y moldes cerámicos, da hoy empleo en su sede situada en la localidad de l’Alcora a 35 trabajadores, más 14 en su planta de Perú, que atiende a buena parte del mercado americano. Hoy esta empresa familiar se encuentra en manos de su tercera generación, con Juan José y Emilio al frente de un negocio que es referente en el sector y que ha hecho de su larga experiencia, la cercanía, el celo profesional y el trabajo diario su principal tarjeta de visita.

Trabajadores de Talleres Cortés en los prolegómenos de su fundación en l'Alcora.
Trabajadores de Talleres Cortés en los prolegómenos de su fundación en l’Alcora.

En su imponente sede de l’Alcora, de 4.000 metros cuadrados construidos sobre una parcela de 10.000, Talleres Cortés rezuma aún ese carácter familiar que impregnó su fundador y sus tres hijos –Vicente, Juan y Carmen– y cuyo legado hoy gestiona los hijos de los dos primeros -Emilio y Juan-. Ellos tomaron las riendas de este negocio para acreditarlas como  una de las empresas familiares más longevas de la provincia de Castellón.

Juan José –Juanjo– y Emilio crecieron, como todos los de la saga Cortés, en la vivienda familiar que tenían encima del taller, que entonces estaba situado en pleno casco urbano. Las tres viviendas eran, de este modo, el hogar de los tres hijos del fundador y, ya desde pequeños,nuestros protagonistas conocieron el día a día del negocio. Criados en el sonido de las máquinas, las fresadoras, el seco golpe de los martillazos llegaron a ser como esas campanas que van marcando el paso del tiempo…

-Díganme, qué hitos más significativos destacarían de la larga andadura de Talleres Cortés…
Juan José Cortés.- Lo más importante que nos ha ocurrido en todo este tiempo ha sido poder seguir abiertos y trabajar como lo estamos haciendo actualmente [risas]. Es un logro, sin duda. Y digo esto porque algo habremos hecho bien cuando hemos llegado hasta aquí después de 70 años, trabajando como lo venimos haciendo, con un personal como el que tenemos, con una plantilla consolidada… es verdad que llegar hasta aquí es todo un logro, al alcance de pocos, pero no lo hubiéramos conseguir de no haber trabajado día a día como lo hemos hecho. Hay que remarcar que este año ha sido un gran año y podemos decir que estamos ante el mejor de nuestra historia.

Emilio Cortés.- Me quedaría con el carácter pionero de nuestros antecesores y un valor importante que caracteriza a la empresa, que ha sido el interés por la mejora constante y la experiencia que hemos aportado al sector. Hemos logrado consolidar un gran equipo de profesionales que son los que ayudan a que una empresa salga adelante, crezca y supere todos los obstáculos que van saliendo por el camino. Hay ramas como las ingenierías, mecánicos… que puedes encontrar con relativa facilidad, pero en la matricería suele haber carencias. Es aquí donde hemos cosechado grandes logros, en formar buenos equipos. En este caso no hablaría de hitos, sino de una filosofía permanente en continuar con ese carácter emprendedor e interés en aportar soluciones en cada momento a lo largo de estos años.

-¿En qué mercados trabajan?
E. C.- Trabajamos sobre todo en el mercado nacional, aunque tenemos también presencia internacional. Hay que decir que la exportación la concentramos en Perú, en la planta que tenemos allí y que nos atiende a toda Sudamérica, principalmente Argentina, Ecuador, Colombia, Bolivia, entre otros muchos países. Nosotros desde aquí atendemos la demanda nacional. Es verdad que suele haber pedido desde Turquía, Marruecos, etcétera… tenga en cuenta que llevamos desde hace 25 años exportando y, por ejemplo, ya atendíamos a la zona del Magreb… pero hoy en día estamos muy volcados en el mercado nacional, que es muy activo y donde se nos conoce muy bien.

-¿Cómo han visto la evolución del sector a lo largo de este tiempo?
J. J. C.- Si el sector cerámico ha evolucionado y ha creado nuevas necesidades, nosotros hemos tratado de aportar siempre soluciones. Hemos ido de la mano siempre con aquellos clientes que nos han necesitado en cualquier momento. Es decir, a nuevos retos técnicos, nosotros hemos dado soluciones técnicas e inversiones. Es un proceso de mejora constante.

E. C.- Es así. Y como ejemplo lo tenemos este último año con la pandemia. Hemos realizado la inversión más grande de nuestra historia en maquinaria a raíz de las necesidades que se nos iban planteando, por la propia inercia que nos marcaban nuestros clientes. Aquí el secreto no es otro que tratar de atender esas necesidades a las que estamos obligados a satisfacer y siempre hemos demostrado que nos gusta aportar en positivo. Si mis clientes apuestan por crecer y me piden… tengo que estar ahí, junto a ellos, ya sea en formato grande o pequeño. Lo que no podemos es decirles lo que tienen que hacer a tenor de las máquinas que uno tiene. Eso no funciona así.

J. J. C.- Además, nosotros siempre hemos optado por la prudencia ante lo que pueda venir; a veces las cosas vienen rodadas, pero otras veces se complican. Nosotros trabajamos con la necesaria prudencia que hay que tener para afrontar con garantías cualquier contingencia; pero siempre estando de la mano de nuestros clientes. Crecer está muy bien, pero mantener y asegurar tu posición es el mayor éxito.

-¿Qué me puede decir que son los aspectos que diferencian los productos y servicios de Talleres Cortés con respecto al resto del mercado?
E. C.- El aval de 70 años es un aval importante, pero eso no es bastante si no tiene un buen producto, que es muy especializado; es también muy importante el servicio, la asistencia personalizada… realmente a nuestros clientes no tenemos que explicarles qué hacemos y quiénes somos porque nos conocen a la perfección. Esa relación de años, de muchos años, es nuestra principal tarjeta de visita y los nuevos clientes vienen porque saben que les ofrecemos todas las garantías y ese servicio y atención personalizada que, en gran medida, tiene mucho que ver con una relación que combina muy bien el aspecto profesional y personal. Esto es un factor clave.

J. J. C.- Efectivamente, Emilio lo ha explicado. Y sí, nuestra gran fortaleza puede ser el servicio. Porque, por lo demás, quien hoy en día no tiene buen producto o la experiencia, sencillamente, no está en el mercado.

-¿Mantienen a clientes de toda la vida? ¿van ampliando cartera?
E. C.- Efectivamente, se mantienen los mismos clientes con los que hemos venido trabajando desde hace muchos años. Y, afortunadamente, a éstos se van incorporando otros nuevos. Tenemos clientes de hace varias décadas y aún siguen ahí con nosotros. Reitero que el gran valor nuestro es el servicio muy personalizado que ofrecemos, las 24 horas los siete días a la semana. Y eso es clave ya que nuestros clientes nos pueden necesitar en cualquier momento y tenemos que estar listos para atenderlos. ¿Qué ocurre? Pues al final lo que se crea es una relación de amistad, de plena confianza, entre los clientes y nuestros técnicos. Esto es algo a lo que damos un enorme valor.

-¿Cómo les ha ido a lo largo de esta pandemia? ¿Les ha trastocado mucho en el plano operativo y en el balance de resultados?
J. J. C.- Pues la verdad es que solo nos ha afectado en aquellas dos semanas de cierre total, como nos afectó a todos. Por lo demás, hemos trabajado con normalidad.

E. C.- Prácticamente se logró facturar lo mismo que un año antes, unos 6 millones de euros de los que 1,2 millones corresponde a exportación. A lo largo del periodo de 2020 tuvimos momentos de bajadas, pero que fueron compensadas con otras de subida. El último trimestre fue muy bueno y ahí empezó todo a subir. Por lo demás, hay que señalar que con el esfuerzo personal de cada uno de los empleados hemos conseguido tener una incidencia del virus muy baja en la empresa.

-Han hablado de la formación y de lo mucho que Talleres Cortés ha aportado al sector en este ámbito…
E. C.- Los profesionales los tienes que formar tú. En tantos años como nosotros llevamos en esto hemos probado todo. Lo que mejor nos ha ido es apostar por los técnicos que tienes, los formas de manera continuada y el resultado es evidente.

J. J. C.- Hemos incorporado en este tiempo a chavales muy jóvenes, de 16 años incluso que han encontrado en esta profesión una salida laboral. Siempre de lo que hablamos es de la figura del aprendiz, que es clave para este tipo de empresas.

E. C.- En Talleres Cortés se ha dado siempre la posibilidad de aprender una profesión y al final quienes un día se incorporan se convierten en muy buenos profesionales de este sector. Hemos sido, se lo aseguro, una auténtica academia de formación. Se habla mucho de esa educación dual y creemos que es un factor muy interesante ya que, por un lado, se da a los chavales la oportunidad de lograr una salida profesional y, por otro lado, con el tiempo, dotar a las empresas de personal cualificado, como así ha venido sucediendo en nuestra empresa.

-¿Qué es designscortes.com?
E. C.- Pues es la primera tienda de on line en la que se puede adquirir diseños para moldes cerámicos. A través de designscortes.com se ofrece un amplio catálogo de servicios con diseños exclusivos, a través del cual se pueden realizar compras y recibir los pedidos. Disponemos de nuestro propio departamento de diseño para ofrecer las mejores soluciones y, del mismo modo, agilizar los procesos de diseño y fabricación.

INDUSTRIALIZACION

En TALLERES CORTES, S.L., hemos llevado a cabo un proyecto de Implantación de nuevos equipos,  con el objetivos de mejorar nuestra  competitividad empresarial. Proyecto que ha sido  subvencionado por :

                                                                                                           

Nº EXPEDIENTE INPYME/2021/772 – INDUSTRIALIZACION PYMES-CONVOCATORIA 2021    

Ayuda Concedida (€): 181.289,85

Talleres Cortés: la inversión de la década

La placa isostática es una de las últimas innovaciones aportadas por Talleres Cortés para contribuir a que sus clientes continúen compitiendo en el mercado

Talleres Cortés celebra sus 70 años como empresa pionera en la fabricación y comercialización de moldes para la industria azulejera y lo hace con una clara hoja de ruta: ejecutar la mayor inversión de la última década para seguir manteniéndose a la vanguardia del sector.

El acondicionamiento de las instalaciones y la compra de maquinaria de última tecnología han marcado este aniversario con un claro objetivo: ofrecer el mejor producto a una clientela fiel y exigente. Para ello es imprescindible destinar todos los recursos posibles a ese esfuerzo por modernizar una fábrica que se enfrenta a nuevos retos y, como todas, al paso del tiempo.

La mayor inversión de los últimos 10 años es una muestra más de la apuesta  del sector industrial del azulejo por seguir en constante cambio y enfrentarse a los desafíos económicos y sociales sin escatimar recursos. Talleres Cortés se suma a esta línea de trabajo, a este modo de entender su razón de ser, con nuevos equipos e inversión en sus instalaciones.

Convencidos de que los mejores resultados solo se consiguen con las mayores gestas, la factoría con sede en l’Alcora escapa a esa coyuntura económica marcada por los efectos de la pandemia que ha llevado a recortes en la inversión en ciertos modelos de negocio.

La empresa de l’Alcora está especializada en la fabricación y comercialización de moldes para la industria cerámica.

VALENTÍA La firma castellonense se adentra en un tiempo de valentía empresarial para sobreponerse a las dificultades del momento y avanzarse a los cambios que vendrán. Como viene ocurriendo desde su fundación en 1951, Talleres Cortés ha aprendido que ser la primera empresa de España dedicada a la elaboración y reparación de moldes para la industria cerámica supone un nivel de exigencia continuo. La calidad y la innovación están estrechamente ligadas y dejan poco margen a la improvisación.

Es por ello que la factoría culmina siete décadas de trayectoria apostando por un potente proceso de modernización que ahora alcanza su cénit con la mayor inversión de la última década.

Su consolidación y expansión en otros mercados no serían posibles sin la dedicación de proveedores, acreedores y colaboradores que se han mostrado tan fieles como una clientela en constante crecimiento.En estos 70 años de la planta ha habido espacio para los premios, las patentes, la incorporación de nuevas tecnologías, la digitalización de talleres, la profesionalización de una plantilla en continua formación y mil y un retos derivados de los diversos vaivenes del sector azulejero.

NUEVAS GENERACIONES Hoy la salud del negocio está en plena forma gracias a tantos clientes de la matricería cerámica que han valorado estas siete décadas de trabajo y calidad en el servicio, también en la postventa. Su comprensión y apuesta por el legado que dejó Juan Bautista Cortes y que han consolidado las nuevas generaciones siguen vigentes con la esperanza de continuar abriendo caminos en un futuro lleno de retos.

Talleres Cortés desarrolla moldes de precisión desde 1951

La firma, situada en l’Alcora, celebra su 70º aniversario con la confianza intacta para continuar manteniéndose a la vanguardia

Los equipos de la compañía permiten crear azulejos circulares de 75 cm de diámetro.

Talleres Cortés pone el contrapunto a un año de malas noticias sanitarias, económicas y sociales. La firma, situada en la población castellonense de l’Alcora, celebra su 70º aniversario con la confianza intacta para continuar manteniéndose a la vanguardia de la fabricación y comercialización de moldes para la industria azulejera.

Desde su fundación en 1951 ha sabido sobreponerse a las dificultades de cada época y adelantarse a las necesidades de un mercado en constante cambio. Cortés fue la primera empresa de España dedicada a la elaboración y reparación de moldes y ha consolidado la marca con una apuesta clara por la calidad, la innovación y un servicio posventa que se adapta a cada cliente.

En sus siete décadas de trayectoria ha mantenido un potente proceso de modernización que le ha permitido situarse como referente en un sector tan sometido a los vaivenes de la economía global como es el cerámico. Esa apuesta por la innovación ha supuesto la fidelización de los clientes del área de Castellón y, al mismo tiempo, ha garantizado la exportación de la marca Cortés al mercado internacional y la consolidación de sus procesos productivos en el continente americano.

No en vano, la investigación ha supuesto destacados avances en los productos a través de un equipo humano y técnico en continua formación. Los resultados obtenidos en esa carrera por mejorar los productos para adaptarse a una clientela exigente se han traducido en la fidelización de las ventas.

Vanguardia de la matricería

Aquel taller polivalente que levantó sus cimientos en 1951, cuando Juan Bautista Cortés se trasladó junto con su familia y otros empresarios desde el Grau de Castelló a l’Alcora, se ha transformado hasta situarse a la vanguardia de la matricería cerámica. Su capacidad de adaptación a nuevos entornos ha sido decisiva para superar enormes procesos de transformación en el sector y abrirse camino como pionera en otros mercados, especialmente el peruano.

La deslocalización de la planta castellonense, en 2009, con la marca Cortés Moldes Perú, es una muestra de que el acierto en el diseño, la comercialización eficiente y la calidad del servicio posventa no entiende de fronteras. Es más, Talleres Cortés ha entendido a la perfección el valor que cobra la personalización del producto con la finalidad de atender las demandas de un cliente cada día más exigente.

Proximidad, gran activo

También es meritorio su esfuerzo por adaptar su producción a las tendencias geográficas y temporales, para hacer de la proximidad uno de sus principales activos. Hacer sentir único a cada cliente es ofrecerle un servicio integral, que se extiende más allá de la venta, también a las reparaciones y la atención posventa. Todo enfocado a satisfacer las exigencias de un mercado que han motivado la revolución en la planta más allá de la producción de moldes, sean cuales sean los formatos, modelos, prensas y en todos los sistemas de fabricación. La evolución hacia grandes formatos confirma la adaptación a las nuevas tendencias.

Cortés sabe que el molde, ese sistema mecánico que emplea la industria cerámica para el conformado del azulejo por prensado a partir de la materia prima es, al fin y al cabo, un producto que necesita difusión. Al igual que el resultado de todo el proceso, la pieza que finalmente compra el cliente, también el prensado compite por posicionarse en el mercado.

70 años de trayectoria y más de 10.000 m2 de factoría al servicio de la innovación. Por ello, “queremos agradecer a todos nuestros clientes su fidelidad, así como a tantos proveedores, acreedores y colaboradores que nos siguen acompañando en este tiempo. Este 70º cumpleaños es una inyección de moral, la esperanza de seguir creciendo gracias a un equipo de excelentes profesionales. Nada sería posible sin la dedicación y comprensión de socios y familiares. El aniversario es un triunfo de todos. ¡Por 70 años más, Talleres Cortés!”, concluyen.

 

Talleres Cortés fabrica el molde para el azulejo circular más grande del mundo

Talleres Cortés fabrica el molde para el azulejo circular más grande del mundo.
La factoría de Talleres Cortés, ubicada en L’Alcora en el epicentro del clúster azulejero de Castellón, es un buen ejemplo de apuesta continuada por la innovación. La firma, adherida a la asociación ASEBEC, ha fabricado el molde para la realización del «azulejo circular más grande fabricado en el mundo», tal y como subrayan desde la empresa. Se trata de una pieza única suministrada para CICOGRES, que «constituye un nuevo avance en la industria cerámica», reseñan desde la compañía.

El “Round by CICOGRES” asemeja el efecto piedra, con toques minerales y ese formato redondo de grandes dimensiones que confirma la voluntad de superación de Talleres Cortés. La fabricación de este molde único «confiere

Cerámica circular fabricado con nuestro molde

personalidad propia a una pieza también única que ya se fabrica en Castellón. Su diámetro de 75 centímetros, fruto de la capacidad tecnológica de la factoría de L’Alcora, lo convierte en un nuevo reto cumplido», apuntan desde la marca con sede en L’Alcora.

Desde Cortés manifiestan que «la consecución de este azulejo circular no es fruto de la casualidad, sino de nuestra voluntad y la inversión constante por reinventarnos y adaptarnos a las necesidades de la clientela». En suma, se trata de un producto específico y a la medida de un consumidor exigente que busca un resultado personalizado y que ha propiciado que la compañía incremente su esfuerzo en I+D+i.

CORTÉS: PRESENTE Y FUTURO

La celebración de la feria Cevisama es sinónimo de balances, resúmenes y retos para el futuro. Talleres Cortés se somete a diario a este autoanálisis para consolidarse en un sector en constante cambio. Es una responsabilidad para nosotros ser la primera empresa de España dedicada a la fabricación y reparación de moldes para la industria cerámica y además un referente para el conjunto del sector, que nuestro equipo afronta con profesionalidad.

Fruto de esa voluntad de renovación surge www.designscortes.com, la primera tienda ‘online’ para la compra de diseños para punzones a utilizar en moldes de cerámica. Este catálogo virtual ofrece, además, plantillas, gomas y/o punzones. Las necesidades han cambiado y también lo ha hecho la demanda de piezas cerámicas.

En la actualidad priman las grandes dimensiones como nueva tendencia del mercado. Ante este nuevo reto, Talleres Cortés responde con inversión para renovar la maquinaria que sea capaz de fabricar estos grandes formatos.

La rectificadora de superficies planas, el nuevo CNC, la prensa de vulcanizado o un nuevo camión, son algunas de las últimas adquisiciones.

En una planta que ya sigue los preceptos de la industria 4.0. Nos referimos a una concepción de la factoría, a un cambio en el control de la fabricación y la distribución que permite al cliente y empresario seguir a tiempo real cada paso de cada elemento de matricería que es fabricado en Talleres Cortés.

De este modo, el crecimiento de CORTES se puede observar en la apertura de una factoría en Perú en 2009. La expansión para atender la demanda de América se suma a la exportación a Europa, Asia y África. En un mercado global, la empresa sigue la misma receta que emplea desde su fundación en 1951: atención personalizada, servicio de asistencia técnica 24 horas y profesionalidad en toda la cadena de producción, distribución y reparación.

Hoy, Talleres Cortés, mantiene sus pilares fundacionales multiplicando su capacidad tecnológica con la investigación en grandes formatos y decoración digital inkjet. El I+D+i forma parte del “adn” de la empresa para modernizarse y poder superar con éxito los obstáculos que imponen los ciclos económicos.

INVERTIR PARA CRECER

Talleres Cortés S.L., la primera empresa de España dedicada a la fabricación y reparación de moldes para la industria cerámica, sabe de primera mano lo importante que resulta la inversión en una factoría que mira al futuro. Sostener un negocio en constante cambio y adaptarse a las exigencias del mercado obliga también a introducir novedades en la planta de producción.

Es por ello que la empresa de Alcora no ha escatimado recursos, ni lo hará, para situar su taller a la vanguardia del sector. En el caso concreto de Talleres Cortés, debido a la demanda de grandes formatos para la industria cerámica, ha tenido que modernizar sus instalaciones y equipamientos. Los cambios de tendencia apuntan ahora a piezas de dimensiones superiores a lo acostumbrado, un hecho que ha llevado a Cortés a renovar equipos.

Es el caso de la rectificadora de superficies planas, el nuevo CNC o la prensa de vulcanizado, todos ellos enfocados a atender a un cliente que demanda grandes formatos. Además, Talleres Cortés ha incrementado su flota de vehículos con un nuevo camión que contribuirá al crecimiento de la firma a través de un servicio de reparto más profesional. La inversión en maquinaria de última tecnología forma parte de la carta de presentación de la marca Cortés.

La apuesta decidida por la inversión sigue la línea marcada desde 1951, en los orígenes de la empresa. Gracias a este empeño transmitido entre generaciones, Talleres Cortés ha superado los vaivenes del sector y de la economía mundial, se ha adaptado a los cambios que reclamaba un cliente con altas expectativas y hoy mira al futuro con seguridad.

Asimismo, la renovación de la maquinaria de la planta a través de constantes inversiones complementa el resto de activos de Talleres Cortés: un servicio personalizado, asistencia 24 horas, el férreo control interno de calidad y la apuesta por la I+D como enseñas de un negocio íntegro.

CORTÉS APUNTA A LA INDUSTRIA 4.0

Talleres Cortés está inmerso de lleno en la transformación de su proceso productivo. Conscientes que el futuro pasa por adaptarse a los cambios, la factoría ha comenzado a mirar hacia la industria 4.0. Para ello, los moldes cerámicos tienen que ajustarse a las nuevas herramientas de fabricación y a los nuevos avances tecnológicos con la finalidad de trabajar de forma más eficiente.

1. El primer pilar de este modelo de trabajo es la digitalización del taller de forma que todas las líneas de producción estén informatizadas.
2. El segundo paso es crear productos flexibles y, a su vez, flexibilizar la producción.

En el caso de Cortés, la digitalización de la producción ya está implantada. El objetivo es que los terminales del taller permitan a toda la cadena de producción saber en qué estado se encuentra cada producto. Además se incluye en este apartado a comerciales, gerencia y clientes.

La industria 4.0 supone una apuesta por la alta tecnología de la maquinaria que opera en las instalaciones, todo ello pensado para satisfacer las exigencias de un sector cerámico en constante cambio. El resultado de esta ambición obliga también al equipo humano a un nuevo esfuerzo por la formación continua. Los profesionales de la marca CORTES se han adaptado a este modelo de taller que se distancia de las viejas prácticas día a día.

Además, al margen de sumergirse de lleno en esta nueva concepción del trabajo, Talleres Cortés ha implantado su propio programa de gestión interno para producción, un control de calidad interno basado en la mejora continua del producto. La demanda del cliente, la necesidad de personalizar el catálogo y el interés por ofrecer siempre el mejor resultado de su trabajo ha llevado a la factoría a autoevaluarse para mantener ese alto grado de exigencia.

De esta forma, la industria 4.0 deja de ser el futuro para convertirse en una revolución que ya es visible en factorías como Cortés. La fabricación y comercialización de moldes para el azulejo no escapa a la implantación de este proceso de modernización industrial que, a medio y largo plazo, supondrá una reducción de los costes y conllevará un mayor grado de calidad al producto.

CORTÉS APUESTA POR LA I+D+i

Investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) son conceptos asumidos para una empresa como Talleres Cortés S.L., que desde 1951 busca nuevas soluciones para la matricería cerámica. En este tiempo no ha renunciado a la vocación de mejorar para atender las exigencias de los clientes. Los nuevos desafíos de la factoría de Alcora pasan por el prensado de grandes formatos y altos relieves.

La investigación ha sido clave para que la empresa se haya adaptado sin contratiempos a nuevas tendencias. Éstas pasan por una revolución en la concepción de las piezas y por tanto, también en la maquinaria capaz de fabricarlas. Este hecho llevó a la empresa a un esfuerzo para modernizar equipos.

A la investigación para mantenerse al frente de estas nuevas exigencias del mercado le siguió el desarrollo de un nuevo concepto de planta para implantar el modelo de industria 4.0. Talleres Cortés cumplía así la máxima de la innovación en un momento de cambios para el sector cerámico. Esas novedades en la factoría se traducirán en un ahorro de costes a medio y largo plazo.

Talleres Cortés cumple así las pretensiones de investigar, desarrollar e innovar para garantizar el futuro de la empresa y contribuir a los avances en el conjunto del sector. No en vano, ajustarse a esas premisas en nada supone prescindir del resto de características que definen a la primera empresa de España dedicada a la fabricación y reparación de moldes para la industria cerámica.