breve historia de Talleres Cortés S.L.

Fue allá 1951, cuando Juan Cortés Prades fundó su taller mecánico para reparaciones en general. Desde el grao de Castellón, vino a Alcora , intuyendo un futuro en la incipiente industria cerámica de aquella época.

Sus máquinas, iban movidas por transmisiones y correas de cuero, movidas por un motor central; taladro, cepilladora, sierra y torno eran la tecnología de aquella época.

Talleres cortes, se introdujo en las pequeñas azulejeras de aquellos tiempos. Desde un taller de reparación generalista, fue a especializarse en maquinarias de cerámica y matriceria.empresa3

En la década de 1960, se fabricaron prensas, humectadoras, trituradoras de turbina y poco a poco matriceria. La  especialización fué paulatina,  debido a la demanda acuciante de las fábricas de entonces. Después de la molienda, estaban las prensas, después las esmaltadoras con sus aplicaciones, desencasilladoras, clasificación, etc.

Por aquellos días, el formato estrella era el 15x15, si bien, el 11x11, 20x20, e incluso 15x20 también se fabricaban.

Estaban en constante evolución las aplicaciones de las esmaltadoras: lengua, rascadores, fregadores, bombas de trasiego de esmalte, batidoras de todo tipo, máquinas de serigrafía, etc.

Por supuesto, reinaba la bicocción y talleres cortes reparaba y fabricaba todo tipo de máquinas. Más tarde, con la llegada de las prensas automáticas de fricción de 175 Tn y 220 Tn llegaron los moldes de 3/15x15; 4/15x15; 3/20x20, 5/10x20, etc. Talleres cortes incorporó las primeras rectificadoras de superficie planas, para planificar adecuadamente las partes de los moldes  y posteriormente incorporó las fresadores que mecanizarían esos moldes.

Fue una época dura; la falta de medios y la llegada de las primeras tecnologías nos hizo realizar un esfuerzo económico para adquirir más maquinaria. El trabajo muscular iba a realizarlo poco a poco las máquinas-herramienta. Una década más tarde, vino la primera revolución con la aparición del gres de monococción prensado. Con ello, prensas hidráulicas más potentes y hornos monoestrato a rodillos que sustituirían al monocanal, bicanal y tricanal de vagonetas refractarias. Talleres cortes de nuevo fue especializándose un poco más, atomizadores alrededor del 5,5% de humedad y la arcilla atomizada se pegaba en los punzones de los moldes: nacieron los punzones vulcanizados que permitían que no se pegase la arcilla en los mismos sin apenas limpiar con el consecuente ahorro de tiempo. Talleres cortes incorporó el poliuretano laminado construyó prensas de vulcanizar y más tarde resinas liquidas con máquinas precisas de alta tecnología. Nuestras prensas de vulcanizar han sido reconocidas en diferentes paises.

Talleres cortes conseguía un 60% de su fabricación fabricando y reparando moldes. Nacieron los primeros controles numéricos (máquinas-herramienta guiadas por el ordenador) y con ello el diseño técnico y artístico asistido por PC. Comenzaron los relieves y la imaginación se desbordaba en un amplio abanico de costillas y decorados. De repente surgió la necesidad de intercambiar punzones para realizar diseños variados. La sujeción mecánica de los punzones era costosa en tiempo y de nuevo la tecnología y las imaginación aplico a las plataformas superiores y bloquetos de sujeción el electromagnetismo: los punzones se imantaban(se fijaban electromagnéticamente), consiguiendo su intercambio rápido y fiable. En minutos se podían cambiar los punzones tanto inferiores como superiores. Fue una época de transformación en el prensado (de prensas de fricción a hidráulicas) y el molde no iba a ser menos, su transformación iba paralelo a las prensas. Cada día se fabricaban azulejos de mayores formatos. Las prensas hidráulicas aumentaban su potencia y tamaño.

Talleres cortes incorporó grandes rectificadores de puente y fresadoras de grandes dimensiones. De nuevo otra revolución mecánica: la monococción porosa a escala industrial.

Con los adelantos anteriores el molde se iba sofisticando y hacían contornos irregulares, superficies distintas y piezas especiales de alto relieve y contornos variados y superficies imitando mármoles, texturas, cottos, rústicos, metalizados, petrios, maderas, etc.

El tercer paso fue el gres porcelánico técnico y de grandes dimensiones. Prensas de luz entre columnas de 2500 mm, moldes grandes consecuentemente y la máquina-herramienta de dimensiones acorde al tamaño de los moldes.

En tres minutos les hemos contado mas de 60 años de historia. Desde 1951 un taladro, una sierra, un torno, una cepilladora, una soldadura de electrodo y poco más, se han convertido en un parque de maquinaria guiada por ordenador en diseño técnico, artístico y de fabricación.